Gobierno bolivariano inauguró primera fábrica de bioínsumos que atenderá a agrourbanos de todo el país

María Romero

(Caracas, 24-04-2019/Prensa Minppau).- Con una producción de 25 mil litros de biocontroladores para abastecer a 10 mil hectáreas de terreno mensuales y con el compromiso que impone la lucha contra la Guerra Económica, este miércoles 24 de abril, el ministerio del Poder Popular de Agricultura Urbana (Minppau), inauguró la primera fábrica de bioínsumos, en el Centro de Formación y Producción de Bioínsumos Arístides Rojas, ubicado en la parroquia El Recreo, municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital.

 

En este sentido, la titular de la cartera agrourbana, Mayerlin Arias afirmó que “con esta puesta en marcha de esta biofábrica de la mano del Poder Popular, Brigadas Agrourbanas y Robert Serra, quienes fueron incorporados al proceso formativo”. Agregó además que con dicha activación se sustituirá los agrotóxicos importados apostando a la sustentabilidad de la producción de alimentos en las ciudades y zonas periurbanas.

 

“Hoy le decimos a nuestro pueblo que la agricultura urbana está resteada con la soberanía agroalimentaria. En esta fábrica estamos produciendo fungicidas, biogeneradores, biocontroladores donde se unen los saberes ancestrales con los científicos, estamos generando  el eslabón de la cadena productiva que faltaba y que por el bloqueo económico no hemos podido acceder a los insumos”, agregó la ministra Arias.

 

Aseveró además que el Minppau estudia la posibilidad de crear biofábricas en todos los espacios de producción agrourbanos, ubicados en todo el país.

 

Explicó Arias que los biocontroladores serán puestos a la venta para beneficiar a los agrourbanos a precios solidarios que generen un precio necesario para sostener la referida fábrica. Asimismo, aseguró que también se financiaran a través de la Corporación Venezolana de la Agricultura Urbana y Periurbana (Cvaup) a través de los kit para conucos.

 

Precisó además que “en el socialismo la política es el ser humano y en  una guerra donde se pretende jugar con la alimentación del pueblo, la agricultura urbana se crece y dará la batalla a la guerra económica, todo el pueblo producirá alimentos para autoabastecerse”.

 

Por su parte, Jonás Alcalá, responsable de la fábrica de bioinsumos explicó desde el área experimental que “estamos abriendo la brecha para descolonizar a nuestro pueblo con la importación de los agrotóxicos y agroquímicos que no sólo son nocivos para la salud sino también en el fenómeno del bloqueo económico. Es necesario activar en todo el territorio nacional un programa que apunte a la producción de bioinsumos para los productores agrourbanos”. (Fin/María Romero / Fotos: Gustavo Monsalve).

IMGA0974 IMGA0989 IMGA0060

Riégalo!